Es conocido por todos los que trabajamos en el sector de las Telecomunicaciones el debate existente sobre la compartición de las Redes y la reducción (¿necesaria?) del número de agentes del mercado. Constantemente se comparan el modelo Americano, con un reducido número de Operadores dominantes, con el Europeo, con un número considerablemente superior para un mercado teóricamente más reducido. Existen articulos muy interesantes al respecto y directivas Europeas, traspuestas a normativas por parte de las Autoridades nacionales de Regulación, que parecen orientar el proceso de consolidación del sector.

Hace unas semanas asistíamos a la noticia de la compra de ONO por parte de VODAFONE, y automáticamente el debate cobraba de nuevo vida y volvían a surgir especulaciones de todo tipo que, obviamente tienen su reflejo en la Bolsa.

Concretamente las acciones de JAZZTEL subían casi un 10% entre el día del anuncio y los dos días posteriores. Pero es que, si además tenemos en cuenta las dos fechas, también recientes, en las que la posibilidad de compra de la compañía promocionada por Jesús Vazquez volvía a saltar a la palestra, y la tendencia global del precio de la acción de la compañía en lo que llevamos de 2014 (motivada en parte por la agitación del sector), podríamos decir que el precio de la acción lleva un ritmo imparable.
Picture
Fuente: www.infobolsa.com
Si además echamos un vistazo a la evolución de la acción a lo largo de los últimos meses la cosa no pinta diferente.
Picture
Fuente: www.infobolsa.com
    Y aquí es donde me surgen las dudas:

  • Si en menos de un año el precio de la acción "casi" se ha duplicado parece obvio que está demasiado cara como para que la compañía sea objeto de adquisición, a menos que la compradora tenga un objetivo claro, y visto que a fecha de hoy aún sigue siendo independiente, no debía tenerlo (o las negociaciones han ido mal, que también es posible).
  • La tendencia además juega también en contra: a medida que el tiempo pasa la acción se vuelve más cara, y por lo tanto la compra de la compañía se hace más inaccesible (este tema también ha sido objetivo de artículos muy interesantes).
  • ¿Qué sucederá si pasa el tiempo y se enfrían los rumores de compra? ¿Bajará lo suficiente como para que vuelva a ser objetivo de adquisición?
  • Y si los resultados de la compañía (muy buenos, por cierto, desde mi humilde punto de vista) mantienen su tendencia, ¿es posible que sean por si solos aliciente suficiente para mantener estable (o con tendencia creciente) el precio de la acción?
  • Y si esto último sucede, ¿cómo afectará la Regulación de la CNMC, y su objetivo de garantizar la competencia en el sector, a la sostenibilidad del negocio de la compañía? ¿y la orientación a la compartición de redes para lograr una gestión eficiente de las infraestructuras?

¿Habría que hacerse estas preguntas antes de comprar acciones o es mucho más sencillo y nos guiamos por la tendencia haciendo una apuesta sobre el tiempo que esta se mantendrá? Me suena a elección entre estrategia de inversión en Bolsa por Fundamentales o por Análisis Técnico...

:-)
Pedro Gómez
 
 
Tenía en mente titular el post con algo como "El efecto Externalidad de Red de los Estándares", o "La Externalidad de Red del TMForum" porque lo que voy a comentar realmente tiene que ver con el efecto "Externalidad de red", y me viene rondando la mente en parte por la experiencia que estoy viviendo en relación a la actividad generada en torno al TMForum; pero creo que el título que he utilizado es más claro :-)

Y es que realmente existe la posibilidad de generar un negocio agrupando conocimiento. Obviamente a todos nos viene a la cabeza el modelo de negocio de un Centro de enseñanza (Colegio, Universidad, Escuela de Negocios o del tipo que sea), por supuesto, pero también hay otro modelo, muy interesante, en torno a la generación de estándares y agrupación del conocimiento de un determinado sector o industria.

Más concretamente tengo en mente los ejemplos de los estándares de ITIL y del TMForum, ambas, organizaciones que a base de gestionar conocimiento sobre las mejores prácticas de los players de una industria han creado un modelo sostenible de negocio en torno a la formación y certificación en ese conocimiento. Es interesante porque, independientemente de que, por supuesto, estas organizaciones cuenten con un núcleo de expertos en sus respectivos campos, su modelo de funcionamiento contiene un ciclo de desarrollo y mejora de sus estándares desarrollado gracias a la interacción con las empresas y profesionales a los que prestan sus servicios de formación y certificación. Esto es: los profesionales e industrias del sector acuden a estas organizaciones en busca de formación y certificación en sus estándares pero al mismo tiempo colaboran en la mejora de los mismos gracias a la aportación de sus mejores prácticas.

¿Y la Externalidad de Red?

El efecto "Externalidad de Red" básicamente consiste en el incremento de valor de una red en función del número de usuarios conectados a ella. Es una teoria que sirve para analizar negocios y sectores como el de las Telecomunicaciones, Transportes, Energía e incluso las actuales Redes Sociales. En este caso "la Red" es el estándar generado por la organización, y su incremento de valor vendrá dado por el número de profesionales y organizaciones del sector que lo adopten como guía para la gestión de su negocio mediante la certificación en sus conocimientos; es decir: cuantos más profesionales y empresas opten por potenciar la certificación y uso de estos estándares para su gestión, aportando al mismo tiempo su conocimiento para su desarrollo y mejora, más valor tendrán los mismos.

Imagen
Externalidad de Red en la Certificación

¿Y esto es malo? Desde mi punto de vista en absoluto. Al contrario, la gestión que realizan estas organizaciones va a favor del desarrollo de las industrias: facilitan el acceso a un conocimiento organizado de las mejores prácticas del sector.

¿Y puede hacerlo cualquiera? Pues desde mi punto de vista no, cualquiera no. Por supuesto que existen multitud de condicionantes de distintos tipos (en este caso principalmente contactos y relaciones, además de una base de conocimiento, por supuesto), pero para que un modelo de este tipo funcione hay dos factores imprescindibles que deben darse:

  • Querer hacerlo: como cualquier empresa, generar un modelo como estos requiere de dedicación, constancia y esfuerzo.
  • Hacerlo bien: el éxito de este modelo es el reconocimiento por parte del sector de la calidad del estandar (esto es: de la gestión del conocimiento).

Ojo porque el efecto externalidad de red es válido en multitud de entornos...
Pedro Gómez Gallardo
 
 
Imagen
No, no me refiero a los efectos fidelizadores, o barreras al cambio (cada uno que lo llame como quiera) de los actuales servicios de almacenamiento en la nube disponibles en La Red. Unos asociados a la contratación de otros productos (véase el caso del iCloud de Apple, el servicio Skydrive de Windows o el Drive del siempre omnipresente Google por poner algunos ejemplos), otros, simple y llanamente, servicios de almacenamiento Cloud con una entrada "freemium" a la espera de capturar al usuario una vez convencido de las bondades de disponer de almacenamiento de tamaño variable en la nube con el añadido de poder acceder a su contenido desde cualquier sitio y dispositivo en el que disponga de una conexión a Internet (Dropbox, Opendrive, Fiabee, entre otros muchos).

Tampoco me refiero a los lazos que puede llegar a establecer cada uno de estos servicios con sus usuarios si estos sucumben a los múltiples beneficios que proporcionan: desde la ubicuidad hasta el multi-dispositivo, pasando por la protección contra fallos, seguridad, sistemas de back up (aunque por supuesto podemos debatir acerca de privacidad, disponibilidad o las múltiples cláusulas que los proveedores de este tipo de servicios obligan a firmar a sus Clientes). Por cierto, me considero un feliz cautivo de algunos de estos servicios.

No, en este caso pensaba en el segmento empresas, más concretamente en las PYMES, y en las ofertas de proveedores e integradores, basadas en este tipo de tecnología, dirigidas a reducir al máximo los esfuerzos orientados a las TI permitiendo focalizar toda su capacidad en el negocio "Core" de cada una de ellas. Y es que, si los beneficios que proporciona un "sencillo" servicio de Disco Virtual en Red a un usuario residencial son múltiples, y las barreras al cambio (o efectos fidelizadores del servicio, insisto, cada uno que lo llame como quiera) son elevadas, estas crecen exponencialmente con la complejidad de la solución que se proporciona.

En esta pirámide se representa de un modo sencillo, de menor a mayor complejidad, las posibilidades de un Proveedor de Servicios Cloud pasando desde el simple espacio físico en un servidor ubicado en un CPD (Hardware) hasta el Software as a Service (SAAS), en el que las propias aplicaciones que nuestra PYME necesita para interactuar con sus Clientes, Proveedores, o su propia gestión interna, se encuentran virtualizadas en la nube desligando casi 100% la gestión de las TI de la gestión del propio negocio. A medida que subimos escalones en la pirámide menor es la inversión y menores los esfuerzos que la empresa debe dedicar a las TI pasando del Hardware a la Virtualización, a la Infraestructura como Servicio (Infraestructure as a Service), a las Plataformas como Servicio (Platform as a service) y finalmente al Software como servicio (Sw as a Service) en el que el proveedor ofrece una solución TI completa a su Cliente.

Imagen
Fuente: ¿QUÉ SON EL CLOUD COMPUTING Y GOOGLE APP ENGINE?
Obviamente existen multitud de soluciones y variantes pero, llegados a este punto, pensemos en las barreras al cambio que nos encontraremos en caso de plantearnos sustituir al proveedor de este tipo de servicios; por nombrar algunos:

Negociación comercial con el nuevo Proveedor.
Elaboración de especificaciones.
Proceso de modificación de Interfaces creados con Proveedores (y campaña de comunicación asociada)
Proceso de modificación de Interfaces creados con Clientes (y campaña de comunicación).
Inversión en asumir el incremento de incidencias asociadas al servicio a lo largo de la primera etapa (que probablemente el nuevo proveedor esté dispuesto a asumir si no completamente al menos en parte).
Formación al personal interno en la nueva herramienta.
Adaptación al nuevo entorno de la Información historificada disponible en el antiguo entorno.
Proceso de migración sin paralizar la prestación de los servicios.

Y sin embargo seguramente todas ellas se minimicen o desaparezcan ante dos eventos enlazados: una mala experiencia del servicio unida a una mejor oferta económica por parte de la competencia. En esta situación seguramente la empresa en cuestión asumirá el doloroso proceso de cambio para evitar mantener la experiencia negativa al tiempo que reduce sus costes.

Resumiendo: si a un simple usuario residencial se le fideliza con una buena experiencia de usuario en un disco virtualizado, ¿no será aún más robusta la relación que se establezca entre un proveedor de servicios avanzados de Cloud y sus Clientes si se cuida la prestación del servicio y los precios están ajustados a mercado? O visto de otro modo ¿Cuál es el efecto fidelizador de un servicio avanzado basado en Cloud dentro de una oferta global de un proveedor de Servicios TIC?

                                                                                                                                        Pedro Gómez Gallardo